Mi Carrito
Usted no tiene artículos en su carrito de compra.

Producción

Cultivos

Nuestra familia cuenta con alrededor de 570 hectáreas de plantaciones en terrenos propios localizados en Amatitán Jalisco, es allí donde crecen y maduran nuestros agaves bajo cautelosa supervisión y cuidado desde hace más de  tres generaciones, esta región es única en Jalisco porque el suelo volcánico es de los más fértiles del mundo y  gracias a esto y a la vegetación de la zona nuestros agaves poseen un aroma y sabor herbal distintivos.

Jima

La jima es cuando se cosecha el agave después de pasar por 7 años de maduración en el campo; este trabajo es realizado manualmente por hombres expertos y hábiles que cortan velozmente las pencas del agave para poder transportar las “piñas” en hombros hasta el camión, dichas piñas pueden llegar a pesar hasta 150 kilos y se necesitan aproximadamente  7 kilos de Agave para producir 1 litro de Tequila 100% Agave.

Recepción del agave

Antes de que el agave ingrese a las instalaciones, se hace un análisis de azúcares para corroborar que cumple con nuestros estándares de calidad y así poder comenzar con la tarea de producir un gran tequila.

Cocimiento

En este paso las piñas son colocadas en autoclaves de acero inoxidable que cuecen el agave a  vapor por casi 15 horas a cerca de 120º C, con esto el agave se vuelve comestible y puede ser degustado para comprobar su dulzura.

Extracción del jugo

Con la ayuda de una desgarradora de 20 caballos de fuerza se despedazan las piñas del agave cocido para posteriormente ser pasadas con facilidad a través de un molino de 3 ruedas y que los jugos del agave sean extraídos en su totalidad, de esta manera aprovechamos todos los azúcares y podemos obtener un producto con más cualidades organolépticas.

Fermentación

Este es el proceso mediante el cual el jugo del agave, llamado mosto, pasa 3 días con levadura que cambia sus propiedades, al jugo final se le llama mosto muerto y es lo que nuestros antepasados prehispánicos solían consumir en sus rituales religiosos. En nuestra empresa, este proceso es completamente natural ya que no añadimos ninguna sustancia química que pudiera cambiar las propiedades del Tequila 100%.

Destilación

Con alambiques de acero inoxidable se realizan dos destilaciones al mosto muerto para poder eliminar impurezas, alcoholes dañinos y la mayoría de agua; teniendo como resultado Tequila Blanco 100% de Agave Azul con una calidad magnífica. Este proceso fue traído a México por los españoles y representa uno de los mejores legados por permitir el nacimiento de la bebida nacional.

Añejamiento

Para que el tequila tome un color, aroma y sabor especial, se deja reposar en barricas de roble blanco americano de acuerdo a la categoría que se quiera obtener: mínimo 3 meses para el Tequila Reposado y mínimo 1 año y 2 meses para nuestro Tequila Añejo, de esta manera el Tequila adquiere propiedades de la barrica que lo hacen más suave y complejo al paladar.